Comenzamos con

ANÁLISIS VISUAL

Limpieza y color: Interponiendo la copa entre nuestra vista y un punto luminoso en el techo, aprovechamos la refracción de luz y observamos si existen partículas en suspensión o no:

1. Turbios: 
Tienen claramente partículas en suspensión.

2. Opalescentes o mates: Ligera turbidez, y una total ausencia de brillo.
3. Transparentes y limpios: Limpios, pero sin llegar al estado de brillantes.
4. Brillante: Refleja gran cantidad de luz, se ve mejor en blancos.Intensidad del Color: Se suelen utilizar los siguientes términos: Débil, Ligero, Medio, Intenso, Fuerte. Para iniciar el examen visual inclinaremos la copa llenada a un tercio, siendo muy recomendable utilizar un fondo de color blanco, distinguiremos 3 zonas cromáticas:

1. Capa fina: Su color nos indica la madurez y el matiz del color del vino. En los vinos jóvenes es violáceo, y a medida que el vino se va haciendo más viejo, la capa se ensancha y cambia a la gama de rojo-teja y marrones.
2. Capa intermedia: Esta capa se ensancha y se decolora a medida que el vino se hace viejo.
3. Ojo: Es la parte más extensa y dónde se ve la intensidad de color del vino.

Fluidez: Se refiere a la viscosidad del vino, que se aprecia al girar la copa, cuando dejamos de girar la copa en el vidrio se forman las denominadas “lágrimas”, que tienen relación directa con el cuerpo y el contenido alcohólico del vino.

Seguimos con

LOS AROMAS

Método:
 Se procede a oler el vino, sin agitar la copa.
 El vino se olfatea después de mover ligeramente la copa, pero sin romper el líquido.

Aromas:
Aromas primarios.- Son aromas que ya existían en la uva, también llamados varietales: Flores, Frutas, Vegetal, Especias.

Aromas secundarios: Estos aromas, al contrario que los anteriores, no existían en la uva, y se originan en la fermentación alcohólica y maloláctica.

  • Alcoholes como el etílico.
  • Lácticos como la mantequilla.
  • Ácidos grasos como el jabón o la cera.
  • Aldehídos como la levadura o el pan.
  • Esteres.

Aromas terciarios: Aromas del bouquet, normalmente se desarrollan en la fase de envejecimiento o crianza

.

  • Animal como el cuero.
  • Vegetal seco como los tabacos.
  • Torrefactos como el café o el cacao.
  • Frutos secos como las nueces o las avellana.

Terminamos con

GUSTOS y SABORES

Ataque: Primeras sensaciones percibidas una vez que el vino ha llegado a la boca. Observaremos si notamos picor (presencia de burbujas), sabor dulce, y la untuosidad que produce la glicerina, observaremos el tiempo que tardamos en percibir la acidez y la astringencia.

Evolución: Moveremos el vino con suavidad por la boca, 5 segundos se calienta a 35°C, y si es joven, tendrá CO2 que se desprendería y picaría en el ápice de la lengua, seguidamente, el mismo vino se somete en la boca a retro olfacción, sorbiendo aire a través de él, y cerrando la boca, se lanza por la nariz. Esta operación se hace 3 veces y se memoriza su olor. Finalmente se traga el vino y se memorizan las sensaciones residuales que evolucionan desde:

  • 1. Acidez en ápice de la lengua, se desvanece y pasa a…
  • 2. Acidez en encías superiores, se desvanece y pasa a…
  • 3. Recorrer el paladar una sensación fresca o cálida que se fija…
  • 4. Fijación eventual en el velo del paladar…
  • 5. Recorrido hacia adelante, por los bordes de la lengua.
  • 6. Aparición, al final, de sensación de azúcar tostado bajo la lengua.

Postgusto o Retrogusto: Una vez tragado el vino o escupido, expulsaremos el aire por la nariz y analizaremos las sensaciones percibidas, durante un tiempo percibiremos las mismas sensaciones que cuando teníamos el vino en la boca (persistencia aromática).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies